El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, renovó este viernes por un año más la Ley de Comercio con el Enemigo, un estatuto de 1917 que sustenta el embargo económico impuesto al régimen de La Habana, según indica un memorando presidencial.

El gobierno de Cuba es actualmente el único del mundo sancionado bajo esa ley, que autoriza al presidente de Estados Unidos a imponer y mantener restricciones económicas a Estados considerados hostiles, dijo la agencia EFE.

Trump dijo que su decisión de prorrogar por un año más la ley, hasta el 14 de septiembre de 2018, se sustenta “en el interés nacional” de EEUU.