El régimen de Pyongyang “es una amenaza para el mundo civilizado” y Estados Unidos “no tolerará”, que Corea del Norte amenace a sus vecinos, dijo Donald Trump, quien se encuentra realizando una maratónica gira por Asia, según reportes de AP.

El presidente estadounidense no descartó la posibilidad de tomar acción bélica, y exhortó al dictador Kim Jong-un a desistir de sus pruebas de misiles, como las que ha venido efectuando sobre el territorio japonés desde hace algunas semanas.

Trump, criticó de igual modo, a la administración anterior por intentar usar la diplomacia con el régimen norcoreano, declarando que “la era de la paciencia estratégica se acabó”.

Comentó que, “hay quienes dicen que mi retórica es muy fuerte pero mira lo que ha pasado con la retórica tan débil que hemos tenido los últimos 25 años”, señaló el mandatario en rueda de prensa, añadiendo que Corea del Norte amenaza “la paz y la estabilidad internacional”.

Kim Jong-un “continúa con sus pruebas nucleares ilegales y con sus intolerables lanzamientos de misiles directamente sobre territorio japonés, que suponen una grave amenaza para la paz y la estabilidad regionales y globales. No permitiremos eso” declaró Trump en la conferencia de prensa junto al primer ministro nipón, Shinzo Abe.

“Los norcoreanos son grandes personas bajo un régimen represivo, espero que todo se solucione y que todo mejore tanto para ellos como para todo el mundo. Espero que (el líder norcoreano Kim Jong-un) termine pagando su precio”, acotó el presidente estadounidense, de acuerdo a EFE.

Shinzo Abe, titular japonés hizo saber que su país está “al cien por cien” con Estados Unidos, que tienen todas las opciones sobre la mesa, y pueden ejercer la “máxima presión” sobre Pyongyang.

Japón resalta que han intentado dialogar con Corea, desde hace muchos años, pero el régimen de ese país siempre rompe el diálogo, subrayando que no tiene sentido seguir negociando con ellos.

Asimismo solicitó a China, ejerza su influencia para que el régimen norcoreano abandone su programa nuclear y de misiles.

La gira del presidente norteamericano por Asia, está marcada por el conflicto con el régimen de Kim Jong-un.

(Con información de Diario de Cuba)