El presidente Donald Trump dio inicio a la muy anticipada cumbre de la OTAN el miércoles con palabras enérgicas para el jefe de la alianza y Alemania, utilizando la reunión para desafiar a los países europeos sobre sus gastos de defensa e incluso acuerdos con Rusia, recoge Fox News.

Antes de sentarse para la primera reunión oficial del día, el presidente se enfrascó en un intercambio irritable con el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Presionó cuestionando la razón por la que EEUU debe seguir pagando dinero a la alianza militar mientras los países compran energía de Moscú.

“Somos más fuertes juntos”, argumentó Stoltenberg, quien reconoció que puede haber diferencias entre los aliados.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“¿Pero cómo pueden estar juntos cuando obtienen energía del grupo del que quieren protección?”, contestó Trump, dado que Berlín estaba recibiendo energía de Rusia, y afirmó que Alemania estaba “totalmente controlada” y “cautiva de Rusia” por un proyecto de oleoducto.

Ese proyecto de oleoducto, oleoducto Nord Stream 2, duplica la cantidad de gas que Rusia puede enviar directamente a Alemania, mientras esquiva a los países de tránsito como Ucrania. El proyecto es rechazado por los Estados Unidos, y algunos miembros de la Unión Europea.

“Se supone que debemos protegerlo contra Rusia y, sin embargo, usted hace este trato con Rusia”, añadió Trump sobre Alemania.

Alemania es libre de hacer lo que quiera. Toma sus decisiones de manera independiente. No depende de Rusia, respondió la canciller alemana Ángela Merkel, según El Confidencial.

Se espera que el presidente estadounidense se reúna con los líderes de la OTAN a lo largo de este miércoles en el marco de la cumbre.

Trump se reunió primero con el presidente francés, Emmanuel Macron, quien comentó que Estados Unidos y Francia “continuarán trabajando juntos”. También abordaron cuestiones sobre el comercio, mencionó el mandatario estadounidense.

El presidente también se reunió con Merkel. Trump dijo a los periodistas que discutieron el gasto militar y el comercio, y promocionó su “buena relación”.

La cumbre en Bruselas es la primera parada en la gira europea de cuatro países de Trump donde las tensiones ya han aumentado por los aranceles y la potencial guerra comercial entre la Unión Europea y los Estados Unidos.

EEUU implementó aranceles del 25 por ciento sobre el acero y 10 por ciento sobre las importaciones de aluminio; la UE está presionando para tomar represalias.

Trump también ha presionado a los países de la OTAN para que cumplan su meta de gastar el 2% de sus productos nacionales brutos en defensa para el 2024. La OTAN estima que 15 miembros, o poco más de la mitad, cumplirán ese punto de referencia en función de las tendencias actuales.

Desde antes de ser electo presidente, Trump ha criticado a los países de la OTAN por no pagar su parte justa, al tiempo que sugiere que solo saldrá en defensa de las naciones de la OTAN que cumplan con sus obligaciones financieras.

La próxima parada en la gira del presidente será en Reino Unido; luego continuará con una parada en Escocia durante el fin de semana, y luego concluirá con su última parada en Helsinki, Finlandia, el lunes, para su cumbre con el presidente ruso Vladimir Putin.

(Con información de Fox News)