Trump designó a Rex Tillerson, expresidente de ExxonMobil, para que se encargue del Departamento de Estado.

“Mientras Rusia busca respeto y relevancia en la escena mundial, sus recientes actividades han irrespetado los intereses estadounidenses”, señaló Tillerson ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado.

Haciendo un duro señalamiento al gobierno de Barack Obama refirió, Rusia ha encontrado nuevos aires porque, “dimos marcha atrás en compromisos con aliados y enviamos señales mixtas”, y continuó, “el liderazgo estadounidense no solo debe ser renovado sino que debe hacerse valer”.

Y refiriéndose a Cuba manifestó Tillerson en la audiencia de confirmación, “Nuestro reciente acuerdo con el gobierno de Cuba no fue acompañado por ninguna concesión importante en derechos humanos. No los hemos hecho rendir cuentas por su conducta”.
En cuanto a China indicó, “China no ha sido un socio confiable para usar su influencia a fin de contener a Corea del Norte”.