Fernando Granda, Marvin Rivera y Jorge Salinas fueron arrestados acusados de narcotráfico en Hialeah y fueron presentados en corte.

Los acusados buscaban comprar cinco kilos de cocaína, pagando 24 mil dólares por cada uno. Su mala suerte fue que escogieron a un informante de la policía de Hialeah como vendedor de la droga.

Uno de los acusados de origen venezolano llevaba poco tiempo en el país.