El boxeador cubano Guillermo Rigondeaux se prepara para su próxima pelea contra el mexicano Moisés Flores prevista a realizarse el 17 de junio en el Mandalay Bay, en Las Vegas.
En una entrevista concedida a El Nuevo Herald, el campeón reveló detalles del enfrentamiento, que lo colocará en el ring tras 11 meses de ausencia.

“Hasta que no suene la campana no lo creo”, fueron algunas de las palabras del boxeador, quien también aseguró que su contrincante tendría que prepararse muy bien porque él dejaría todo en el cuadrilátero.

Sobre su prolongada ausencia, Rigondeaux advirtió que para “un guerrero” era “difícil no tirar golpes”, pero el público sabía que él peleaba una vez por año y que curaba las penas durante los entrenamientos.

Asimismo, se mostró agradecido porque su audiencia conocía “lo que es el buen boxeo” y reconocía sus “habilidades”.