Volantes y carteles anónimos aparecieron esta semana en diferentes lugares de Omaha, la ciudad con más habitantes de Nebraska, también medios locales indican que los carteles escritos en inglés estaban pegados en postes y cercas. ¿Qué tienen en común? Todos instan a “reportar” la presencia de indocumentados.

El Nuevo Herald apunta que con el título “Aviso”, los carteles y volantes recomiendan a los residentes que es su “deber cívico reportar a todos y cada uno de los extranjeros ilegales”, puesto que los migrantes violan las leyes al entrar a EEUU de manera irregular.

A través de un comunicado, la oficina local de la Liga Antidifamación (ADL) subrayó que ya contactó con la Policía local para pedir una investigación del caso en el marco de un “aumento en los discursos de odio”, añade el Herald.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

La directora regional de ADL, Mary-Beth Muskin aseguró que no existe lugar en la sociedad estadounidense para dichas actitudes.

Según detalló, los carteles son parte de una iniciativa de “supremacistas blancos”, y que es muy probable que sean de la autoría de una persona, o “unos pocos individuos”.

A juicio de Muskin esas mismas personas estuvieron vinculadas a la distribución de volantes parecidos con contenido antisemita en mayo pasado, también en Omaha.

Los vecinos de la ciudad decidieron por voluntad propia retirar los carteles; Omaha cuenta con unos 466.000 habitantes, según el Censo federal, del total de pobladores un 14% son hispanos, y un 10% son inmigrantes, de este último sector, unos 11.600 serían indocumentados.

(Con información de El Nuevo Herald)