Uno de los Super Bowl más inolvidables de la historia con una remontada de los Patriots en el último cuarto que no fue suficiente porque los Eagles anotaron los touchdowns decisivos.

Un intento tardío de Hail Mary por Brady se quedó corto, y los Eagles y sus fanáticos comenzaron a celebrar el triunfo por 41-33 del equipo detrás de una magistral actuación de Nick Foles y un gran cuarto trimestre por parte de la defensa de Filadelfia.

El equipo dirigido por Doug Pederson ratificó este domingo que tuvo el corazón de un campeón al mantener su paso ganador y vencer en el Super Bowl, a pesar de perder por lesión a jugadores como su quarterback Carson Wentz (candidato al Jugador Más Valioso), el tacle izquierdo Jason Peters, el linebacker Jordan Hicks y el running back Darren Sproles.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

La jugada del partido

Tom Brady y los Pats, que un año atrás habían logrado una remontada sin precedente ante los Falcons de Atlanta, revirtieron esta vez un déficit de 12 puntos, pero no pudieron alcanzar el título.