La familia Castro tiene en la isla patente de corso para llevar cualquier negocio legal o ilegal, cualquiera de los familiares de Fidel Castro sobre todo sus hijos con Dalia Soto del Valle.

Un reportaje realizado por el periodista Juan Juan Almeida García para Diario de las Américas revela que el hijo de Alexis Castro Soto del Valle opera un restaurante de comida italiana y discoteca que nunca es tocado por las autoridades ni siquiera cuando el año pasado hubo una cacería de brujas en todo el sector.

Ver Más
Aumentan los mendigos en la Calle Obispo de La Habana

El restaurante está ubicado en 7maA y 70, en Miramar, Fantasy, que antes fue un restaurante de comida italiana, es ahora una discoteca de moda, a pesar de que el negocio de discoteca y club nocturno está prohibido para los privados.

El local es conocido como “Fantasy” y es punto de encuentro de famosos y farándula en la isla.

Ver Más
Dama de Blanco es arrestada y amenazada con perder a sus hijos

“La entrada es por reservación previa, pero si llegas y alguien ofrece más dinero, corres peligro de perder tu mesa. Los tragos individuales tienen un costo promedio de entre 3 y 4 dólares, una botella puede costar 85 dólares”, reporto el periodista citando a un joven residente en Miami.

Los Castro comienzan a asegurarse espacios en la economía privada de la isla y con carta abierta para explicar al máximo el potencial de sus negocios.