A inicios de esta semana, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) anunció rediseñará los certificados de Ciudadanía y Naturalización, con ello pretende evitar sean falsificados por estafadores, o se altere información personal de los titulares, recoge El Nuevo Herald.

La agencia describió a través de un comunicado las nuevas señas de seguridad en los certificados de Ciudadanía y Naturalización, según el diario de Miami el objetivo de las autoridades es combatir el fraude y salvaguardar el sistema de inmigración legal, como dieron a conocer.

USCIS indicó que los documentos nuevos “muestran una imagen central de gran tamaño contra un fondo con diseños complejos, lo que ayuda a impedir la alteración de los datos personales”.

Cada uno de los certificados contiene “una imagen única, visible solamente bajo luz ultravioleta, y cuyos intentos de alterarlo serán evidentes”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

El comunicado señala que los certificados de Ciudadanía póstumos y el certificado especial de Ciudadanía poseen una imagen distinta, pero tendrán las mismas características de seguridad contra el fraude.

El Herald recoge la distinción que hace USCIS entre los diferentes modelos de certificados de ciudadanía.

N-550 para personas que obtienen la ciudadanía estadounidense por medio del proceso de naturalización.

N-578 para ciudadanos estadounidenses naturalizados para que puedan ser reconocidos por un país extranjero como estadounidenses.

N-570 expedido cuando el certificado de naturalización original se ha perdido, ha sido mutilado o contiene errores.

De acuerdo al Servicio de Ciudadanía e Inmigración estos serán los diferentes certificados rediseñados:

N-569A para solicitantes que derivaron la ciudadanía luego de nacer.

N-560AB para solicitantes que adquirieron la ciudadanía al nacer.

N-645 y N-645A destinado a la familia de una persona que sirvió de manera honorable en las fuerzas armadas de EEUU durante un período, y que falleció producto de lesiones o enfermedad derivadas por ese servicio al país.

N-561 para reemplazar un certificado de ciudadanía cuando el certificado original se ha perdido, ha sido mutilado o contiene errores.

El comunicado de la agencia explica que aunque la apariencia de los certificados cambia, el proceso de solicitar y recibirlos no es nuevo, y seguirá siendo el mismo; asimismo advierte que los certificados emitidos con anterioridad continuarán teniendo validez, y seguirán siendo aceptados como prueba de ciudadanía, o naturalización.

Estos certificados no necesitan ser renovados, y no importa la forma en que fueron expedidos.

La entidad gubernamental aseguró que es necesario “cambiar periódicamente el diseño y los métodos de impresión de estos certificados”.

(Con información de El Nuevo Herald)