El Senado de España voto a favor de considerar una medida migratoria que ampliaría los beneficios para ampliar la concesión de la nacionalidad española a los descendientes de españoles nacidos en el extranjero lo que podría beneficiar a miles de cubanos.

La propuesta de ley fue elaborada en colaboración con el Centro de Descendientes de Españoles Unidos (Ce.DEU), que lleva años denunciando que la ley de Memoria Histórica tiene carencias que han generado “situaciones injustas o asimétricas”.

La nueva ley beneficiaria a familias de padres españoles en los que algunos descendientes sí tienen la nacionalidad y otros no, en función de si eran o no mayores de edad cuando entró en vigor la ley, o excepciones como el de los nietos de españolas casadas con un no español antes de la entrada en vigor de la Constitución de 1978, fecha hasta la que éstas no podían transmitir la nacionalidad.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

También se podrían beneficiar nietos de emigrantes por causas económicas que obtuvieron la nacionalidad del país de acogida y perdieron la española antes del nacimiento de sus hijos, y los nietos de españoles que tenían la nacionalidad, pero la perdieron por no ratificar su deseo de conservarla al cumplir su mayoría de edad.

Cerca de 140.000 cubanos tienen la nacionalidad española lo convierte a la isla en el sexto país con más ciudadanos de España en el mundo.