Lázaro Leonardo Rodríguez Betancourt

El rapero cubano Lázaro Leonardo Rodríguez Betancourt, popularmente conocido como “Pupito En sy” fue detenido y puesto en prisión esta semana, comunicó Diario de Cuba.

Activista en contra del Decreto Ley 349, y a favor de la libre expresión artística dentro de la isla, Pupito es el segundo rapero retenido por las autoridades cubanas actualmente.

Pupito fue detenido por oficiales de la PNR en las cercanías del parque El Curita, en La Habana. Los oficiales provocaron el arresto y le pusieron cargos de “atentado”.

Su hermana Aimara, quien lo visitó en la estación de Picota, le comunicó a la curadora de arte e igualmente activista contra el Decreto 349 Yanelys Núñez Leyva, que el músico cubano no está comiendo ni bebiendo agua como el inicio de huelga de hambre para pedir su liberación.

“La hermana del rapero Pupito, Aimara, fue a verlo a la estación de Picota y me ha dicho por vía telefónica que Pupito está plantado. No come ni toma agua”, escribió la Núñez Leyva en su perfil de Facebook.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Está orinando sangre y se resiste a recibir ayuda médica porque está reclamando su liberación automática, después de haber sido golpeado violentamente por la policía”, precisó Núñez.

El otro rapero preso es Maikel Castillo, El Osorbo, quien está privado de su libertad desde septiembre, luego de organizar un concierto en donde los músicos se expresaron en contra del Decreto.

“La seguridad del Estado debe dejar de intentar atemorizar a los artistas. ¡No les tememos!”, declaró Núñez Leyva.

Los artistas cubanos están organizando un tuitazo para el próximo martes a las 7:00PM dirigido a Díaz-Canel, en donde van a demandar la liberación de los músicos.

Iris Ruiz, coordinadora de la campaña, comentó a Diario de Cuba: “Es claro lo que está pasando. Resulta evidente que primero Maykel está preso bajo el delito de atentado y ahora se inicia el mismo proceso contra otro artista que participa de la campaña. El Gobierno continúa tratando de desarticularnos y fabrica delitos contra aquellos que participan. Es la línea estratégica que se han marcado.”