El martes se ha registrado el primer temblor perceptible de 2018 en la Mayor de las Antillas, con una magnitud de tres en la escala abierta de Richter, a las 16:00 hora local se produjo el temblor, y no se reportaron daños humanos ni materiales.

A una profundidad de 34 kilómetros, el movimiento se localizó a 19,79 grados de latitud norte y 76,26 de longitud oeste, a una profundidad de 34 kilómetros, y fue percibido en las comunidades de El Cobre y Cruce de los Baños, en Santiago de Cuba, según dio a conocer el Sistema Sismológico Nacional.

El reporte puntualiza que su epicentro se detectó a 24 kilómetros de la playa El Francés, del municipio santiaguero de Guamá, enclavado en la franja de mayor actividad sísmica de la Isla.

En la zona oriental de Cuba, se percibieron en enero de 2016, 38 temblores en menos de 10 días, un comportamiento extraño que obligó a las autoridades a estar en alerta y a la población santiaguera a permanecer fuera de sus casas buen tiempo.

En seis meses, de enero a junio del pasado año, Cuba registró 3.140 sismos, la gran mayoría se produjeron en el Oriente, de ellos tan sólo 11 fueron perceptibles.

Oriente y en específico Santiago de Cuba, son consideradas como las zonas del país más susceptibles a temblores de tierra.

(Con información de Diario de Cuba)