Grabar las travesías en el mar se ha puesto de moda entre los balseros cubanos lo que ha servido para ver imágenes que antes eran imposible. Este último grupo de balseros filmo el momento en que un guardacostas cubano los interceptaba.