Comenzando en el mes de Agosto, la Patrulla Fronteriza comenzará la implantación de un nuevo de sistema de escaneo facial para mejor control de los conductores que salen y entran a los EEUU según reportara The Verge.

El programa, al cual se le ha dado el nombre de Vehicle Face System o VFS por sus siglas, comenzará a operar en agosto en el cruce fronterizo de Anzalduas en Texas. Se espera que este operando por todo un año completo.

Al momento, el proyecto se encuentra en revisión de pólizas de privacidad, una vez estas estén detalladas, se procederá a su registro oficial estimado en los próximos meses.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

En declaraciones que dio la oficina de Patrulla Fronteriza al The Verge en cuanto al objetivo del proyecto dijeron que era para “evaluar la captura de la biometría facial de los viajeros que ingresan y salen de los Estados Unidos y comparar esas imágenes con las fotos archivadas en las propiedades del gobierno”. Por decadas ha sido muy trabajoso para las autoridades migratorias mantener un buen control de las salidas y entradas en la frontera, con lo cual se espera que este sistema facilite la tarea.

El propósito del sistema es hacer una captura facial de cada uno de los pasajeros dentro de los vehículos; tanto a la entrada como a la salida del país. Dichas capturas a su vez serán comparadas con fotos de visas y pasaportes en la base de datos a la cual se le dará acceso. De esta forma los pasajeros podrían ser verificados antes de alcanzar el punto de control.

El sistema estará en prueba por cierto tiempo, y aun está por comprobar su funcionalidad y eficacia.

Aun sin comenzar ya el proyecto esta siendo criticado por parte de grupos que abogan por libertades civiles y temen el gobierno federal se sobrepase en sus funciones de vigilancia.

Mitra Ebadolahi, abogado del Proyecto de Litigio Fronterizo de la ACLU dijo “Esta es una forma para que el gobierno federal haga un seguimiento de las personas, monitoreando quién va a dónde y qué hace allí”.

“En una sociedad libre, todos deberíamos poder vivir nuestras vidas de forma segura sin ser vigilados y atacados por el gobierno federal”, agregó.