Las redes sociales se han hecho eco de imágenes de los reguetoneros cubanos Yomil y El Danny que ahora se encuentran en Miami y que cobran 900 dolares por una silla para su concierto, compartiendo con el nieto de Fidel Castro en su restaurante privado en La Habana.

Sandro Castro, hijo de Alexis Castro Soto del Valle, quien opera su famoso restaurante bar Fantasy, es uno de los lugares preferidos de la farándula habanera.

El local esta ubicado en la intersección de 7 ma y 70, en Miramar, Fantasy, que paso de ser un restaurante de comida italiana a una discoteca de moda.