La prestigiosa revista Time mostró una dura portada en la que hace referencia a Trump y las relaciones con Rusia.

En la portada se ve la Casa Blanca como se transforma en una parte del Kremlin donde radica el gobierno ruso.

La portada coincide con el anuncio del Departamento el miércoles de la designación del ex director del FBI Robert Mueller como asesor especial para investigar la injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 y si los miembros de la campaña Trump cooperaron con Moscú.