En las noticias de hoy hay titulares sobre posibles reuniones informales entre Cuba y los Estados Unidos, esto con el fin de ver cuán serias son las intenciones de un dialogo que realmente lleve a algo entre los dos países, solo que con esto hay un problema, por las últimas declaraciones de Castro, el gobierno de Obama debería darse cuenta que quien gobierna realmente a Cuba no quiere un cambio más bien quiere sabotear cualquier intento de cambiar, otra cosa que debería tener en cuenta el señor Obama es lo que cree el pueblo de Cuba no los gobiernos, la opinión de los cubanos, tanto de Miami como de Cuba es la que realmente debe contar para cualquier tipo de conversación.