En la Habana se realizara una reunión entre emigrados cubanos y el gobierno para discutir temas de interés común. Algunos cubanos que están en favor de una mejor relación entre el gobierno de Cuba y los exiliados cubanos de Miami asistirán a esta conferencia entre ellos Lesnik y Aruca fuertemente criticados en la comunidad cubana de Miami. Pero la realidad es que esta conferencia no ayuda en nada a los emigrados ni a los exiliados cubanos o acaso el gobierno de la Habana va a eliminar los altos costos para viajar a Cuba, o el permiso de salida para los cubanos, o que los cubanos necesitemos un permiso de entrada a nuestro propio país, o que tengamos que pagar 500 dólares por un pasaporte cubano. Por supuesto que nada de esto va a cambiar, todo esto no es más que un teatro del gobierno de Cuba.