Desde el lunes, 19 de marzo la bandera de España se encuentra en una sala del Palacio de los Capitanes Generales de La Habana (antigua sede de los gobernadores en la colonia), donde hasta ayer sólo estuvieron los países que apoyaron a Cuba para independizarse de España, apunta Efe.

El embajador español en la Isla le entregó la bandera al historiador de La Habana, Eusebio Leal durante un acto solemne, y según dijo Leal en esa sala quedaba “una parte de la historia restituida”.

El historiador de la ciudad explicó que restituir la enseña, tiene que ver con un gesto de reconocimiento a los centenares de españoles que lucharon por la independencia de la Isla, recordando, que cinco canarios, y un catalán llegaron a ser generales del Ejército libertador.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

El símbolo quedará para su exposición en el salón del trono del Palacio, allí jamás llegó a sentarse un monarca español, ningún rey de España ha visitado Cuba, ni durante la colonia, ni más tarde.

Juan Carlos I estuvo en dos ocasiones en la capital cubana (1999 y 2016), pero no en viaje de Estado.

Cuando en 1999, Juan Carlos I de España asistió a la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado, visitó el Palacio de los Capitanes Generales, y estuvo en el salón del trono, pero se rehusó a sentarse en el sillón, con fecha de 1791.

Según Leal “España nunca se fue” de la Isla porque quedaron los lazos de la “familia” y la contribución ibérica a la identidad cubana, la mayor conquista a los ojos del historiador.

Por su parte el embajador español en Mayor de las Antillas, sentenció que “España estará desde hoy en el Palacio de los Capitanes Generales. Pero nunca se fue: está en la lengua, la cultura y la sangre” de los cubanos.

Buitrago, el embajador de España en Cuba, estuvo hace poco en el centro de la polémica, luego de visitar la piedra donde yacen los restos de Fidel Castro, en el cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba, medios de prensa oficialistas se hicieron eco de la noticia.

(Con información de Diario de Cuba)