El reguetonero colombiano dejo un ejemplarizante mensaje para otros artistas del género urbano y el “ambiente” de marginalidad que le quieren dar algunos artistas.

Aquí les dejamos el mensaje de Jbalvin.

Últimamente nuestro género musical anda más enfocado en la actitud de maleantes y narcos que en la música… Nací en el año 1985 en Medellín Colombia donde tuvo auge el narcotráfico, de lo cual NO ME SIENTO ORGULLOSO, pero es una realidad en ese tiempo era la plena calentura en la calles y por más que lo quisieras evitar y no fueras “calle”, algún amigo, conocido o familiar fueron asesinado de las formas más crueles e inhumanas, como exponente del género quiero expresar que esta actitud fue la que dañó por generaciones mi país y afectó la cultura mundial con el mismo vicio. Yo como colombiano de Medellín pues no comparto la película, tengo amigos en todos los niveles sociales y los más calle “malos de verdad“ni hablan, ni se sienten orgullosos de lo que son, tampoco lo aconsejan, ni mucho menos usan redes sociales. Para mí es un chiste lo que está pasando. ¡Mejor hagamos música! Me gustaría llevarlos a un barrio de mi ciudad a ver cuántos de los más “calle” del género no salen corriendo o les da un infarto al ver que sus películas no tienen nada que ver con la cruda realidad, respeto pa lo que son calle y guardan silencio porque su dolor y su realidad es mejor no contarla pero cero respeto a todos los payasos del género, que los siguen miles de personas y lo único que tienen para brindar es una mierda de vibras cuando vinimos es a poner a la gente a bailar y a hacerlos felices.