La Habana niega que Rusia pueda estar detrás de los supuestos ataques acústicos a diplomáticos estadounidenses.

Carlos Fernández de Cossío, director general para Estados Unidos de la Cancillería, escribió en su cuenta de Twitter: “el artículo de NBC se presta a juego peligroso. Insinuar conspiraciones de terceros países en Cuba sin evidencias o fundamento, citando fuentes sin nombres e inventando intrigas”, en alusión a un reportaje de la cadena estadounidense, que indicaba que investigaciones de agencias de inteligencia de EEUU señalaban al Kremlin como el principal sospechoso de ser el autor de unos supuestos y misteriosos ataques a funcionarios norteamericanos en La Habana.

“En Cuba no se ataca a diplomático alguno, de ningún país y por ningún país”, insistió Fernández de Cossío.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Investigaciones exhaustivas realizadas por agencias especializadas de Estados Unidos y Cuba descartan el uso de armas de ningún tipo”, aseguró el portavoz del régimen castrista.

El Gobierno cubano rechazó esa teoría que hoy la tachó de conspiración “sin evidencias ni fundamento”, puntualizó.

A fines de 2016 y hasta mediados de 2017, tuvieron lugar los supuestos ataques contra diplomáticos estadounidenses en Cuba, no obstante Washington no ha podido determinar la causa que originó problemas de salud a los trabajadores de la Embajada de EEUU en la Isla, y a sus familiares.

Por su parte la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert contestó en una rueda de prensa este miércoles, con motivo del reportaje de NBC:

“Hemos visto una andanada de informaciones que, citando a algunos funcionarios no identificados del Gobierno de EEUU, atribuyen la culpa al Gobierno ruso. Les advertiría a todos que sean muy escépticos con respecto a las declaraciones de esos funcionarios en este momento”, apuntó.

“Como deben saber, continúa la investigación en torno a lo que ha causado (…) lo que hemos llamado ataques contra la salud de empleados del Departamento de Estado que han estado trabajando en Cuba”, añadió Nauert.

Para reafirmar que “por el momento no hay culpables” de los “ataques” sufridos por los diplomáticos en la Mayor de las Antillas.

(Con información de Diario Las Américas)