La red de redes se inundó en junio pasado con titulares y comentarios que paralizaron a más de uno: MEO, la empresa australiana que realiza perforaciones en Cuba, dio a conocer que había sido encontrado un yacimiento de crudo ligero en Villa Clara, justamente en la localidad de Motembo.

¡La noticia fue todo un suceso! Parecía que esta islita caribeña y sus habitantes finalmente serían bendecidos después de sufrir tantos apagones en el Periodo Especial por la severa carencia de hidrocarburos para generar energía eléctrica.

Sin embargo, por más alboroto que se armó no hubo ningún directivo que quisiera sofocar las llamas de la tormenta de humo que dejó esta bomba. Ni la Empresa de Perforación y Extracción de Petróleo del Centro y mucho menos ningún medio de prensa cubano dio cobertura al hecho para explicar en profundidad este tremendo acontecimiento.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Pero como dice un viejo refrán, cuando el río suena… es porque piedras trae y por eso la fuerza de la verdad pudo más. Finalmente, meses después de la novedad, la Empresa de Perforación y Extracción de Petróleo del Centro ha querido hablar.

María Yodalis Hernández, jefa de negocios de la empresa cubana en cuestión, asegura que no deben confundirse los términos yacimiento y prospecto interesante. Según la experta, la empresa australiana no publicó ninguna información falsa, a pesar de los juicios erróneos que se crearon las personas. Exactamente MEO dio a conocer que como parte de sus estudios en la zona, habían indicios de posibles recursos, lo cual es realmente cierto.

Ahora bien, la palabra recursos define una primera fase, solo falta realizar perforaciones para conocer si ciertamente hay reservas. Como han reiterado los especialistas para poder hablar de reservas es necesario que el crudo esté en superficie.

El ejemplo más concreto de lo antes mencionado está en la realidad que vive hoy el yacimiento de Varadero, donde se estimaba la localización de casi 11 millones de barriles, pero solo es posible extraer un 6 % del crudo que yace en este reservorio petrolífero bajo tierra.

Entonces, ¿Qué se está haciendo en el lugar?

Según confirmó María Yodalis Hernández a la prensa en el en el llamado bloque 9 se están haciendo varias acciones para comenzar al licitar el proceso de perforación de lo que será el primer pozo exploratorio que se prevé comenzar a finales de este 2018.

Por su parte CUPET también ha tomado cartas en el asunto, al manejar un contrato de producción compartida a riesgo en la cual la empresa australiana, inversionista del proyecto, asume todo el riesgo de la inversión y la perforación.

Pero, entonces ¿Qué parte se llevaría Cuba en este descubrimiento? ¿Cómo se beneficiará?

Las autoridades de la Empresa de Perforación y Extracción de Petróleo del Centro reiteraron que las reservas descubiertas por producción serán compartidas, una parte será para recuperar los costos de operaciones incurridas y la otra será ganancia para CUPET.

¡Así que ya lo saben! En la zona de Motembo de la provincia cubana de Villa Clara sí hay una nueva plataforma que contiene el codiciado oro negro. Solo resta saber, después de las operaciones para realizar la perforación, si es posible extraer el crudo hacia la superficie.