Como era de esperar con esta nueva tendencia del intercambio cultural se han producido numerosas reacciones entre los cubanos que vivimos en Miami. Entre los cubanos de Miami está ocurriendo un cambio generacional que provoca diferencias en la manera de pensar y actuar de los cubanos. Para los cubanos jóvenes que vengan la Charanga Habanera, Van Van, Buena fe a Miami es como tener una parte de Cuba. Por la otra parte están los del exilio histórico quienes llevan mucho tiempo acá y a los que los más jóvenes tenemos mucho que agradecer ya que forjaron el camino para que los cubanos tuviéramos los beneficios que ahora tenemos, para estos cubanos estos acercamientos son más difícil de aceptar, primero no existe para ellos el factor emocional de escuchar una música que fue con la que crecieron y además les es muy difícil perdonar a quienes apoyan un régimen que les quito en muchos casos todo lo que tenían.

Pero que hay del intercambio cultural en sí mismo, ¿es realmente un intercambio cultural?. Aquí a Miami vienen todas las agrupaciones que quieren estén o no estén de acuerdo los cubanos de Miami, entonces ¿porque a Cuba no pueden ir Willy Chirino, Gloria Estefan, Albita Rodríguez? no sería ese un verdadero intercambio cultural. El gobierno de Cuba no quiere acercamiento ninguno, recién ayer salió una noticia donde el gobierno de Cuba no permitió la entrada de un grupo de religiosos de los Estados Unidos. Los religiosos fueron detenidos en Cuba y enviados de vuelta a los Estados Unidos así responde Cuba al intercambio cultural.