Hace algunos años cualquier presidente de los Estados Unidos que hubiera solo sugerido tratar de mejorar o dialogar con Cuba, hubiera sido tildado de comunista, traidor y hubiera puesto su carrera política en serios aprietos por los cubanos que vivimos en Miami muchos con gran influencia política. El presidente Obama hace algunas semanas flexibilizo enormemente las medidas impuestas sobre los viajes a Cuba y además declaro su disposición a dialogar. Entonces que está pasando entre los cubanos en Miami? a mi entender, un cambio generacional está ocurriendo, esos cubanos de línea dura son cada vez menos a causa del implacable tiempo y los que quedan muchos no tienen la fuerza para imponerse como hace algunos años, la nueva generación está más preocupada por su vida aquí en Miami y porque sus familias en Cuba pasen el menor trabajo posible, pero esta nueva generación en la cual me incluyo no puede perder la perspectiva ni la objetividad, el gobierno de Cuba sigue siendo un gobierno que viola los derechos humanos de su pueblo y por la tanto tiene que cambiar.