El servicio de inmigración estadounidense anunció que a partir de este lunes fue reabierta la ventanilla de la vía rápida para tramitar las visas H-1B, luego de que fuera suspendida por casi cuatro meses por el alto número de solicitudes acumuladas en los últimos años, y que en algunos casos las demoras superaban los 240 días.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) anunció que reanudó el proceso exprés de solicitudes de visados H-1B de trabajo temporal para médicos extranjeros que estén bajo el programa Conrad 30, destinado a fortalecer el acceso a servicios de salud en Estados Unidos así como a extranjeros requeridos por agencias gubernamentales.

Se trata de una importante excepción a las decisiones que, bajo la administración del presidente Donald Trump, había tomado el USCIS.

El programa Conrad 30 autoriza que algunos médicos permanezcan en Estados Unidos amparados bajo una visa temporal después de completar su capacitación médica para trabajar en áreas rurales y urbanas donde existe escasez de doctores.

“Este programa mejora el acceso a los cuidados de salud de americanos que viven en áreas con escasa atención médica y estamos complacidos de reanudar el procesamiento exprés de estas solicitudes”, dijo el director interino del USCIS, James McCament, en el comunicado donde la agencia anuncio la medida inmigratoria tomada.

Al final de este comunicado la USCIS agregó que tiene “planes de reanudar el procesamiento exprés de otras solicitudes H-1B” en la medida que “lo permita la carga de trabajo”.

(Con información de el Nuevo Herald)