El proceso de unificación de la moneda sí parece se concretará en Cuba este 2018, y antes de que termine el primer semestre del año, la primera señal de advertencia sobre la puesta en práctica del proceso de unificación monetaria y cambiaria, ha sido la suspensión de firma de nuevos contratos de pago hasta “nuevo aviso” dentro del sector empresarial estatal en la Isla.

Directivos de distintas instituciones, entre ellas el Ministerio de Turismo y el Ministerio de Cultura, han dicho a Cubanet, que desde los últimos días del pasado año, se decidió paralizar aquellas contrataciones con fechas de pago a largo plazo, pues está previsto solucionar el asunto pendiente, señalado por el general Raúl Castro durante el X período de sesiones de la Asamblea Nacional.

Una funcionaria de ARTEX, confirmó que no se estaban efectuando nuevos contratos a los artistas y trabajadores de los servicios hasta que no se fijara el tipo de moneda que va a circular y su valor definitivo “algo que posiblemente se resuelva antes de abril”. La directiva también indicó que “en la ONAT están a la espera de cambios pero no se ha dicho nada más, sólo que recomiendan esperar un par de meses”.

La unificación monetaria sería un problema no resuelto dentro del primer semestre de este año, y se trabaja para establecer una fecha lo antes posible, dijeron fuentes vinculadas al Ministerio de Finanzas.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Un funcionario del Banco Nacional de Cuba, bajo condición de anonimato, afirmó: “Está en el número uno de las prioridades. Raúl Castro quiere que sea un problema resuelto antes de abril pero es que se trata de desmontar un sistema que viene desde los años 90, existe además todo un andamiaje burocrático enorme imposible de desaparecer por un decreto, también queda pendiente determinar si se eliminan los gravámenes al dólar, que son medidas que sirvieron para dotar de valor a un CUC devaluado (…). Cuando se habla de un día cero es porque es borrón y cuenta nueva, literalmente (…). Por lo pronto se ha pedido, sobre todo a las empresas estatales, en aquellas donde aún el valor cambiario del CUC es igual al CUP, es decir, uno por uno, que se abstengan de elaborar contratos en CUC a pagarse después del primer semestre, ya que para ese entonces sería el CUP la única moneda en circulación y ya no tendría el valor de cambio actual, lo cual pudiera resolverse con una cláusula en los contratos, pero lo recomendable es esperar”.

Se prevé que el año 2018, para Cuba sea un año más difícil que el anterior, según se ha podido inferir de los informes de cierre de año, que presentaron los distintos ministerios cubanos en el pleno de la Asamblea Nacional.

Pero el régimen aspira a que la unificación de la moneda, elimine algunos de los obstáculos que en la economía interna impiden que la situación del país mejore.

(Con información de Cubanet)