Una protesta masiva organizada en Nueva York pedía la destitución del presidente Donald Trump y el cese de los mensajes que incitan al odio y la división de los estadounidenses.

Las protestas ocurrieron en momentos en que Trump se encuentra de viaje por Asia donde estará 12 días.