Uno de los presos políticos en Cuba de la causa de los 75, Orlando Zapata murió ayer a consecuencia de una huelga de hambre que de 85 días en protesta por los abusos a que son sometidos en la cárcel. Esta muerte ocurre en momentos en que Estados Unidos pretende mejorar las relaciones con Cuba pero como mejorar relaciones con un gobierno que provoca la muerte de sus presos políticos. En Miami un grupo de exiliados pretende hacer manifestaciones en apoyo a todos los cubanos que luchan por la libertad de Cuba. Las protestas serán el día domingo en la calle 8 de Miami. Otros gobiernos se han manifestado en contra de lo sucedido y reclamado al gobierno de Cuba la liberación de todos los presos políticos.