El pasado 18 de diciembre, Valentina Zaeta de Miami Beach, de 34 años, y una cómplice que no se ha identificado, entraron en el apartamento que Claudia Pimentel y un compañero le rentan, dieron a conocer las autoridades.

Una vez dentro la casera se llevó una laptop, un bolso de Louis Vuitton, una billetera Michael Kors, una maleta Tag, tarjetas de crédito, y de seguro social de Pimentel más $500 en efectivo.

La víctima dijo estaba furiosa, que había sido violada por el hurto.

Según el compañero de Pimentel dijo a la policía, escuchó entrar a alguien, cuando se encontraba en su habitación, poco después oyó que cerraron la puerta de la calle.

Se dispuso a salir del dormitorio, miró por la ventana, y pudo ver a la arrendataria afuera del departamento, sujetando algo que no logró identificar.

Decidió ir a la habitación de Pimentel, y se dio cuenta que la computadora portátil no estaba, decidió llamar a su compañera de piso, de inmediato.

El testigo, dijo a las autoridades que Zaeta es la dueña del departamento, y se lo renta a él y a Claudia Pimentel.

Para más seguridad de lo ocurrido, la cámara de seguridad del salón Miami Massage Therapy, ubicado al lado del departamento, captó el incidente, y este jueves la víctima pudo conseguir el vídeo.

Shane Molinaro que trabaja en el negocio comentó: “No solo es un atrevimiento, sino también una violación de la privacidad de una persona”.

Cuando la policía llegó a buscar el vídeo de vigilancia, la propietaria de la vivienda en alquiler, le dijo a Pimentel que tenía los artículos de su propiedad y que se los daría a cambio de dinero.

Más tarde las autoridades arrestaron a Zaeta; hasta el momento se desconocen los motivos qué pudo tener la arrendadora para cometer el robo; según la víctima ni estaba atrasada en el alquiler, ni le debía dinero a la propietaria.

De acuerdo a las leyes entrar a una vivienda sin que el inquilino esté presente o sin su permiso es un delito, igualmente es otra falta a la ley llevarse artículos del mismo.

Zaeta está siendo investigada por las autoridades de inmigración en estos momentos.

(Con información de El Nuevo Herald)