Los problemas en La Habana con las roturas en las tuberías de aguas albañales sigue afectando a los habaneros que ya no saben cómo denunciar la situación.

Vecinos llevan más de tres meses denunciando al gobierno la situación, pero no reciben ninguna respuesta.