El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo este domingo que no puede permitir que los 8.332 médicos cubanos que trabajan en localidades remotas se mantengan en un sistema en condiciones análogas a la esclavitud.

“No podemos admitir esclavos cubanos en Brasil ni podemos continuar alimentando la dictadura cubana”, dijo el presidente brasileño que volvió a tocar el tema de los médicos cubanos.

“Tampoco es justo confiscar el 70% del salario de una persona. No podemos ser conniventes con trabajo análogo a la esclavitud. Se trata de un asunto humanitario”, agregó.

Bolsonaro dijo además que no puede anunciar una solución para la crisis que será provocada por la salida de los médicos cubanos en las regiones más pobres debido a que todavía no es presidente.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“El 1 de enero presentaremos nuestra solución, pero creo que el Gobierno de (el presidente Michel) Temer ya está trabajando en eso”, afirmó.

“Si le damos un tratamiento adecuado creo que será resuelto”, agregó al ser interrogado sobre si Brasil tendría capacidad para sustituir a los médicos cubanos.

Cuba comenzará a retirar los médicos cubanos tras negarse a pagarles el salario íntegro, que puedan viajar con sus familias y hacer un examen de suficiencia.