Hareton Jaime Rodríguez-Sariol, un agente de la policía en Cuba que llegó con su uniforme en balsa el año pasado confesó el crimen de una mujer y su nieta de 12 años y llegó acuerdo con la fiscalia para evitar la pena de muerte.

Los cuerpos de una mujer de Harrisonburg y su nieta de 12 años fueron hallados en el Parque Nacional Shenandoah el jueves después de que el hombre acusado de secuestrarlos el mes pasado acordó llevar a la policía a sus cuerpos.

Angie Carolina Rodríguez Rubio, de 12 años, y su abuela, Elizabeth Rodríguez Rubio, de 48 años, ambos de Harrisonburg, fueron encontrados en el Parque Nacional Shenandoah, cerca del condado de Shenandoah.

A cambio, los fiscales acordaron no solicitar la pena de muerte contra Hareton Jaime Rodríguez-Sariol, que era agente de policía en Cuba antes de inmigrar a los EE. UU. Como parte del acuerdo, Rodríguez-Sariol también aceptó declararse culpable de dos cargos de asesinato en primer grado. Pasará al menos 20 años en prisión por cada cargo.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Los dos habían sido vistos por última vez con Rodriguez-Sariol el 5 de agosto en South Main Street en Harrisonburg. Rodríguez-Sariol era un amigo de la familia, según la policía, pero los familiares dicen que se había obsesionado cada vez más con Elizabeth Rodríguez en los últimos meses.

El día de su desaparición, Rodríguez-Sariol aparentemente había aceptado llevar a las dos víctimas a la casa de un familiar en Maryland, pero nunca llegaron.

Se emitió una alerta de Amber Alert y Critical Missing Adult para la niña y su abuela dos días después, el 7 de agosto, después de que los miembros de la familia no pudieran comunicarse con ellos.

Rodríguez-Sariol fue arrestado en Pensilvania, pero no había señales de las dos víctimas. Finalmente le dijo a la policía de Harrisonburg que había matado a la niña y a su abuela, pero que no revelaría la ubicación de sus cuerpos hasta que se alcanzara un acuerdo.

La abogada de la Commonwealth de Harrisonburg, Marsha Garst, aceptó el acuerdo luego de consultar con la familia Rodríguez Rubio y de recibir su consentimiento para el acuerdo.