Foto: Pixabay

Líderes ambientales acusan al estado de no hacer lo suficiente para proteger las costas arenosas de Florida, a raíz que la Fundación Surfrider publicara su informe anual, en el que este año las playas del Estado del Sol recibieron una “D” como calificación, reporta MiamiDiario, citando a Tampa Bay.

De acuerdo al informe, los líderes de la Florida permiten demasiado desarrollo cerca de las playas, no planean adecuadamente medidas contra el aumento del nivel del mar y confían demasiado en verter más arena en las playas erosionadas, en lugar de encontrar soluciones a largo plazo.

El propietario de Urban Kai, Michael Conlee reveló que fue un buen año, y su negocio tuvo éxito pese a la marea roja, afortunadamente la floración tóxica nunca llegó a alcanzar su establecimiento.

No obstante, a Conlee le preocupa cómo la calidad del agua afectará su negocio a futuro, y a miles de personas que al igual que él dependen del turismo.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“La reciente plaga de la marea roja es solo un ejemplo de lo que está haciendo nuestra incapacidad para actuar”, expresó preocupado, Thomas Paterek, de la Suncoast Surfrider Foundation.

“Si no hacemos algo rápido, va a ser una plaga en Florida por un tiempo realmente largo”, añadió.

Pero hay esperanzas, el nuevo gobernador de Florida, Ron DeSantis ha dicho que el medio ambiente será una prioridad.

“Lucharemos contra la marea roja y las algas verdes azules tóxicas. Igualmente lo haremos contra las descargas del lago Okeechobee. Salvaremos nuestras playas. Trabajaremos para restaurar los Everglades y no dejaremos que los que arrastran los pies se interpongan en nuestro camino”, anunció el republicano juramentando su cargo el martes.

Las playas de Florida atraen a más visitantes que todos los parques temáticos y los parques nacionales de Estados Unidos, ingresando un total de $ 55 mil millones anuales.