Una biblioteca de Massachusetts recientemente experimentó un aumento de personas tratando de pagar las multas de entrega de libros tarde con fichas Chuck E Cheese’s.

Según The Associated Press, la Biblioteca del Instituto Peabody recordó a los prestatarios de libros a través de Facebook que las fichas no tienen curso legal y no pueden ser aceptadas.

La bibliotecaria, Sue Kantos, dijo que contó tres fichas un día antes de darse cuenta de que no eran dinero real.