El gobierno de Panamá ofreció a los cubanos varados en ese país 1.650 dólares y un billete de regreso a Cuba como oferta para resolver la crisis migratoria.

“Esta opción es un proceso de repatriación voluntaria. Es la manera de obtener una visa para regresar a Panamá legalmente y tener un capital semilla para procurarse un futuro diferente para ustedes y para su familia”, dijo el viceministro de Seguridad de Panamá, Jonathan del Rosario.

La ayuda económica se entregará en el aeropuerto, antes de que los migrantes aborden el vuelo que los lleve a Cuba.

Los cubanos tendrán hasta el 31 de julio para aceptar la propuesta del gobierno panameño.