El cantautor cubano Pablo Milanés recibe el homenaje del Festival La Mar de Músicas de Cartagena y dará un concierto para celebrarlo con su público.

“Si me preguntaras cómo quiero morir, te diría que sobre un escenario”, afirma el artista.

Milanés ha hablado con EFE y ha agradecido el premio de Cartagena porque, a pesar de que no es “muy amante de los reconocimientos”, la Mar de Músicas es un festival “digno”.

El fundador de la nueva trova dice ser consciente desde hace muchos años de que actuar ante un auditorio es “inigualable” a cualquier otra situación.

Tras medio siglo de trayectoria, el cantante nacido en Bayamo en 1943 valora el ambiente que se crea en sus actuaciones, en las que el “silencio es espectacular” y casi se convierte en un “concierto de cámara, algo muy íntimo”.

Para el artista cubano, su motivación está marcada por la “magia de la comunicación”, la de poder tocar con palabras y música “y que te entiendan” y ha llegado a situaciones en las que la gente luego le ha reconocido que ha llorado en sus conciertos.

Milanés asegura que conserva de sus inicios el “gusto por hacer música” y el “placer de ver la reacción del público, la magia que se produce entre nosotros”.

Para finalizar, el cubano ha dicho estar “cansado” de ser el “único que tiene el valor” para hablar de “todo lo que hay que criticar” de la situación política en su país.

“Creo que ha llegado el momento de que hablen los otros, no me voy a convertir en el vocero de los que no se atreven”, añade.

(Con información de Martí Noticias)