Yosvany Perez Roche, nacional de Cuba y residente en Miami llegó a un acuerdo de culpabilidad con la Fiscalía en un caso en el que es acusado de ser uno de los dos responsables de organizar un viaje en lancha con inmigrantes cubanos que intentaban llegar a la Florida y en el que murió un niño de 11 años y una joven en el 2008.

Pérez Roche, de 46 años, se declaró culpable de conspiración de traer ilegalmente a inmigrantes a los Estados Unidos. Lo mismo había hecho una semana atrás José Rafael Mena Nuñez, el otro implicado en la tragedia.

En Pérez Roche le dijo a las autoridades que por su ayuda en el viaje Mena Nuñez, de 51 años, le pagaría $40,000 reporto El Nuevo Herald.

Pérez Roche, relató que cuando aún se encontraban en aguas cubanas fueron interceptados por agentes guardafronteras por lo que intentaron huir, pero un choque entre su embarcación y la rústica causó que varios de los inmigrantes cayeran al agua y que fueran perseguidos por las autoridades cubanas, hechos en los que fallecieron el menor de edad y la mujer.