El activista de la opositora UNPACU (Unión Patriótica de Cuba) Tomás Núñez Magdariaga denunció las torturas a que fue sometido en la Cárcel de Boniato en la Isla, el opositor fue puesto en libertad este lunes luego de 62 días en huelga de hambre en protesta por su injusto encarcelamiento.

Magdariaga declaró que en el hospital de la prisión lo metieron a un cuarto sin luz, y lo tuvieron “desde la seis de la tarde hasta las nueve de la mañana” sin tomar agua.

“Luego, en la celda de castigo, me quitaron la ropa y estuve cuatro días sin ropa, en calzoncillos nada más”, confesó.

El preso político señaló que más tarde fue sometido a una tortura denominada la bicicleta.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Me esposaban, me hicieron cuatro bicicletas, me pasaban la mano por el pescuezo, me bajaban la cabeza y me levantaban el brazo izquierdo y así me llevaban arrastrado, me subían y bajaban por las escaleras, me preguntaban:

“¿Tú vas a comer?” y cuando decía que no, me llevaban a la celda y me tiraban y me decían “vengo ahorita a hacerte lo mismo”, contó.

Familiares y amigos de Magdariaga lo han visitado en muestra de aprecio y solidaridad, un vídeo donde se puede ver al activista rodeado de sus allegados, fue publicado este martes por la UNPACU.

Núñez Magdariaga se encuentra en estado delicado a consencuencia del prolongado ayuno al que se sometió, explicó José Daniel Ferrer, líder del movimiento.

El opositor fue condenado injustamente a un año de cárcel por el supuesto delito de atentado. Organizaciones internacionales, políticos y personalidades de varios países exigieron al Gobierno cubano la liberación del activista.

(Con información de Martí Noticias)