En los últimos meses hemos visto un fuerte movimiento tanto de personas como legisladores para legalizar totalmente los viajes a Cuba. Pero en los últimos días un grupo de 50 legisladores demócratas enviaron una carta a Obama pidiéndole que no apoye ninguna iniciativa de este tipo. Este grupo de 53 legisladores le han informado a Pelosi que no apoyaran ninguna resolución para levantar esta sanción a Cuba, los legisladores afirman que permitir los viajes a Cuba mandaría un mensaje devastador al mundo y a los que luchan por la libertad. Aquellos a favor de los viajes a Cuba afirman que el efecto seria todo lo contrario, el intercambio de culturas aceleraría el derrumbe del sistema comunista en Cuba. Lo único que puedo decir de esto es un duro golpe económico para las agencias de viajes sobre todo en Miami que ya se estaban afilando los dientes con un posible incremento de los viajes a Cuba.