La Mayor de las Antillas resaltó en 2017 como uno de los destinos preferidos de los europeos en el Caribe, según el último Barómetro del Turismo Mundial en el cual América Latina siguió registrando resultados positivos en la mayoría de los destinos este año que ya le quedan días para finalizar.

No obstante, BBC Mundo, recoge que Cuba también aparece en la lista de los destinos que presenta riesgo de perder el interés por parte de los turistas el próximo año. El dato proviene de una encuesta anual de tendencias y pronósticos que realiza la Asociación de Operadores de Turismo de EEUU (USTOA, siglas en inglés), que cuenta con 160 empresas afiliadas.

Terry Dale, presidente y director ejecutivo de USTOA, dijo que “la popularidad de Cuba ha crecido en los últimos años, pero los continuos cambios de regulación han provocado incertidumbre sobre el futuro”.

La región de Centroamérica y el Caribe creció (un 4%), ostentando signos de recuperación en octubre luego del azote de los huracanes Irma y María, según las estadísticas extraídas por la Organización Mundial del Turismo.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

En el Caribe, junto a la Isla comunista, los destinos predilectos de los europeos siguen siendo República Dominicana y México.

México es el país más visitado de América Latina, con 32.000.000 de turistas al año, revela Travelplan, uno de los principales turoperadores españoles.

Por su parte, Suramérica continúa liderando el crecimiento en la región, con un aumento del 7% en la cifra de llegadas internacionales en los primeros diez meses de 2017, tomándose en cuenta la misma época en 2016.

BBC Mundo prevé que si hay grandes riesgos para Cuba, aparecen grandes expectativas para Colombia.

Los cinco destinos preferidos por los estadounidenses en América Latina fueron: México, Colombia, Costa Rica, Perú y El Salvador, revela Expedia, agencia de viajes de la red de redes.

Luego de que el huracán Irma asolara la Isla caribeña en septiembre, el régimen cubano priorizó el restablecimiento del sector turístico, para asegurar sus ingresos, sin importarle las viviendas del pueblo.

A causa del meteoro, en septiembre disminuyó un 50% la llegada de foráneos a Cuba.

El turismo es la segunda gran fuente de ingresos para el castrismo, por detrás de la venta de servicios profesionales, aunque este segundo es superado por las remesas que envían los cubanos que han emigrado, a sus familiares en Cuba.

Según un estudio de la consultora The Havana Consulting Group, en 2015 el envío de remesas supuso un ingreso de 3.354 millones de dólares.

(Con información de Diario de Cuba)