A mitad de esta semana se apagó la última cámara instalada en un semáforo de Miami, en diciembre pasado los comisionados de la ciudad aprobaron eliminar el contrato que se firmó en 2010 con American Traffic Solutions.

El alcalde Francis Suárez, quien había tratado de acabar con el programa desde el 2013 escribió en Twitter: “¡Es oficial! Ayer [miércoles] apagamos la última camarita de luz roja en la Ciudad de #Miami”.

Según el comisionado Joe Carollo, Miami era la ciudad de Estados Unidos con más cámaras en los semáforos.

Estas cámaras se instalaron como una medida de seguridad, pero con el transcurso del tiempo, los residentes se cuestionaban si las ciudades pobres como Miami instalaban el sistema para ingresar más dinero durante las crisis.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

También hay personas que las consideran una herramienta para evitar accidentes.

La policía de Miami advirtió que la ciudad también usa las cámaras para dilucidar delitos y pagar cuentas, lo que significa que si Miami no hubiese cancelado el programa, ingresaría $10.5 millones por concepto de multas en este año fiscal, y $4.4 millones serían recaudados por American Traffic Solutions.

(Con información de El Nuevo Herald)