El semanario oficial Vanguardia, reportó que el Gobierno ha puesto a funcionar diez nuevos ómnibus Diana, en varios tramos de la ciudad de Santa Clara, pero los autobuses circulan prácticamente “vacíos”, por sus altos precios por ruta.

Los ómnibus llevan dos semanas de funcionamiento en Santa Clara, pero el costo del viaje es de tres pesos cubanos (0,12 dólar).

“Resulta común por estos días llegar a la piquera de los nuevos ómnibus y que el conductor se encuentre a la espera de pasajeros. Debido a la alta tarifa de tres pesos por persona, la capital villaclareña sufre el síndrome de las ‘Dianas’ vacías y la opinión pública entra en pugna con esta opción”, señala la prensa local estatal.

Las demás guaguas que circulan en la localidad tienen un precio de 0,20 moneda nacional (0,008 dólar) o un peso cubano (0,04 dólar), y en ellos se trasladan las personas apilonadas en la puerta.

En Cuba el salario medio no excede los 30 dólares mensuales, de ahí la explicación de por qué las guaguas están vacías, algunos entrevistados se quejaron de los precios del transporte público, y otros declararon que estaban dispuestos a pagarlo con tal de ir más cómodos.

Amparo Pérez Fernández dijo: “Hablan de un mayor confort, pero no se lo veo. Las de Transtur, a igual precio, cuentan con aire acondicionado y asientos cómodos; estas son iguales a las otras ‘Dianas’: las sillas plásticas y bien duras. Prefiero esperar una más barata. Es cierto que vamos apiñados, pero la vida está cara, muy difícil, y tres pesos por transportarnos un tramito no es rentable. Yo espero una opción más asequible”.

José Luis García Chaviano, otro residente en la provincia, se quejó: “El precio me parece incorrecto. Deberían ubicarlas en otras rutas y con tarifas más justas. Andan prácticamente vacías gastando combustible. Debo coger más de una guagua, y tengo que optar por las baratas, porque si no, el salario, que de por sí no da, se me va en el transporte”.

Un chófer de una de las polémicas “Dianas”, Rudy Martínez Zamora, dijo a Vanguardia: “Desde que empezamos el 6 de noviembre nos ha ido más o menos. No hay mucha afluencia de pasajeros. Los viajeros piden que se extienda más el recorrido. Rara vez nos vamos con todas las capacidades ocupadas, ni siquiera en horario pico”.

“El tramo resulta muy corto para tres pesos. Por lo general, viajo con un promedio de ocho a 14 personas”, añadió.

Las condiciones para transportarse en Cuba son de preocupación para muchos, los vehículos están obsoletos, y en muchos casos son insuficientes para cubrir las necesidades de la población.

Si a esto le sumamos, que para algunos ya se encarece, dentro de poco cómo viajarán los cubanos.

El transporte es indispensable para el desarrollo de cualquier ciudad, para que la gente pueda llegar a sus trabajos, los estudiantes asistir a las escuelas, la cuestión del precio y las malas condiciones, se aúna al mal estado en que se encuentran las calles por las que transitan las guaguas, y autos en las ciudades del país, lo que propicia que los accidentes de tránsito sean más comunes.

(Con información de Diario de Cuba)