El mandatario venezolano, Nicolás Maduro propuso a su homólogo, Raúl Castro y a otros gobernantes que están al frente de los países que forman parte de la nombrada Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), sumarse a la criptomoneda petro que lanzó en el país hace unas semanas.

Durante el cierre de la VII Reunión Extraordinaria del Consejo Político del ALBA, Maduro dijo: “Yo pongo sobre la mesa, gobiernos hermanos del ALBA, la propuesta de la criptomoneda petro, para que la asumamos como uno de los proyectos de integración del siglo XXI de manera audaz, pero también de manera creadora y creativa”.

Compuesta por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, Granada y Venezuela, el ALBA es una entidad política creada por el difunto Hugo Chávez, en vínculo con Cuba, con el objetivo de desarrollar una estrategia de socialización y control a escala regional sostenida en los petrodólares.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Según Maduro la aparición del petro “disparó todas las más importantes criptomonedas con las cuales ya se hace comercio en el mundo”, y recordó que este nuevo mecanismo se encuentra “en el proceso de negociación y comercialización” y que entrará en circulación en los días venideros.

Venezuela está sumida en una abismal crisis política y económica, y Maduro ha anunciado hace algunas semanas esta “criptomoneda” venezolana como una forma de sortear las sanciones financieras que Estados Unidos ha dictado contra el régimen chavista.

A fines de 2017, aprobó destinar los más de 5.000 millones de barriles de petróleo “certificados” que según dijo hay en uno de los bloques de la Faja Petrolífera del Orinoco como respaldo de la criptonomeda.

La semana pasada anunció la emisión de 100 millones de petros que, dijo, equivalen al valor del barril de petróleo del país suramericano en el mercado internacional.

El Parlamento venezolano de mayoría opositora, declaró nula la creación del petro, y el martes pasado dijo que se trata de una moneda “ilegal” que viola lo establecido en la Constitución.

(Con información de Martí Noticias)