nadador-italianoUn nadador italiano, Salvatore Cimmino, desde hace 10 años nada en los mares del mundo con una misión: como persona amputada, quiere sensibilizar a la opinión pública y a las instituciones sobre las dificultades que se enfrentan las personas discapacitadas, y a la vez recaudar dinero para volver accesibles a todos las ayudas tecnológicas y prótesis. En mayo 2016, Salvatore Cimmino nadará desde Cuba hasta Estados Unidos.

El proyecto, que se llama “Nadando por los mares del mundo”, ha llevado Cimmino a nadar en Argentina, África, Nueva Zelanda, Canadá y el Mediterráneo, y se concluirá con el cruce de La Habana hasta Key West, unos 170 kilómetros, en la próxima primavera.

En África, gracias al proyecto de Cimmino, se han podido entregar 20 metros cúbicos de ayudas para personas discapacitadas en el Congo.

El nadador también dedicó unas palabras al delicado momento político por el que están pasando las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, diciendo que el cruce del estrecho de la Florida, además de sensibilizar para un mundo sin barreras ni fronteras, también pueda representar el acercamiento entre los pueblos. “Quisiera que Estados Unidos y Cuba pusieran en primer lugar las necesidades de las personas. Los conflictos solo destruyen”.