El joven cubano que había sido reportado el viernes en estado de coma, por presunta negligencia médica e irresponsabilidad de las autoridades en el penal, donde estaba preso, falleció hoy 23 de enero, a las 3:10 pm.

Una fuente desde hospital Salvador Allende de La Habana, donde se encontraba hospitalizado, Raidel García Otero de 29 años, dijo a Martí Noticias: “Tengo ganas de gritar, tengo ganas de llorar”.

El muchacho, técnico económico de una empresa militar, cumplía una medida cautelar arrestado en el penal de Valle Grande desde el pasado 27 de octubre.

Su familia estaba preocupada al no recibir la acostumbrada llamada de los lunes, el 15 de enero, y cuando llamaron a la cárcel, le dijeron que Otero tenía catarro.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Una fuente cercana a la familia dijo: “El martes, 16 de enero, uno de los compañeros de Raidel llamó a la familia y les alertó que el joven estaba mal y que no estaba recibiendo la atención médica adecuada. Sus padres fueron al penal pero no recibieron información y tampoco le permitieron verlo”.

La misma persona que pidió anonimato, dijo que no fue hasta el viernes de esa semana que llamaron del penal para avisar que el joven estaba ingresado en el hospital.

A las 2:00 pm del viernes, 19 de enero, Otero fue trasladado en estado grave desde Valle Grande al Hospital Salvador Allende, antigua Quinta Covadonga, en el municipio Cerro.

Martí Noticias, recibió por fuentes, el último parte médico ofrecido el 23 de enero sobre las 2 de la madrugada, donde se registraba que Otero tenía las piernas necrosadas, daños cerebrales y estaba entrando en paro orgánico.

Mariela García Otero, hermana del fallecido, formuló una denuncia formal ante el departamento de Servicios Médicos del Ministerio del Interior, por negligencia médica del penal.

(Con información de Martí Noticias)