Una ciudadana estadounidense fue captada en cámara mientras trataba de manera racista a un cubano que tenía dificultades para entender y hablar inglés.

“Habla inglés, estúpido maldito cubano” dijo la mujer.

La mujer se molestó porque el joven estaba pescando en un área cerca de la bahía junto a la bahía. La mujer le exigía que se retirara porque el área era solo para residentes.

“Malditos cubanos, pedazo de mierda” gritaba la mujer que al parecer no soporta a los cubanos.