Una fuente policial dijo que la conductora detenida intencionalmente condujo el auto hacia la barricada que protege la Casa Blanca.

La mujer es conocida por el Servicio Secreto y se cree que tiene problemas de salud mental.

La fuente dijo que no se cree que haya sido dirigida al presidente ni a nadie en la Casa Blanca.