Aunque funcionarios de Florida Power & Light dijeron el martes que están trabajando para restaurar la red, vecindarios enteros en Miami han pasado una cuarta noche en la oscuridad y en el calor húmedo.

Muchas intersecciones permanecen sin señales de tráfico a espera que lleguen los camiones de la FPL a restablecer el servicio.

“Tenemos que limpiar las líneas de alimentación antes de que podamos despejar las líneas de distribución y conectar la electricidad”, dijo el electricista Darren Gaine.

Algunos residentes comienzan a desesperarse, FPL dijo que para el domingo debe tener toda la ciudad conectada.