Monseñor Agustin RomanMonseñor Agustín Román, el padre del exilio cubano en Miami dejo en herencia 60000 dólares a la Diócesis de Matanzas según reporto hoy “El Nuevo Herald”. Monseñor Agustín Román murió hace poco dejando una gran huella entre los cubanos y siempre había manifestado su deseo de regresar a la Diócesis de Matanzas que fue donde comenzó como sacerdote. “Román siempre mantuvo un gran amor por Cuba y, en especial, por la provincia de Matanzas” dijo el Arzobispo de Miami Thomas Wenski. Otra parte de su herencia ha ido a la Ermita de la Caridad de Miami quien construyo una imitación del malecón de la Habana hace poco.

Ver Más
Rosa María Payá explica los propósitos de la campaña Cuba Decide

Monseñor Agustín Román fue expulsado por el gobierno de Cuba en el año 1961 rumbo a España y después vino a Miami donde fue nombrado por Juan Pablo II obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Miami. Monseñor Agustín Román era muy querido por los cubanos que viven en Miami y su amor por Cuba se ha visto reflejado en esta herencia a la Diócesis que lo vio iniciarse como católico.